La dieta ovo lacto vegetariana

La dieta ovo-lacto-vegetariana es nutricionalmente completa y por tanto segura en cualquier etapa del ciclo vital, por muy altas que sean las necesidades metabólicas. Cuando la alimentación vegetariana no es estricta, sino que incluye huevos y lácteos, la necesidades nutricionales quedan perfectamente cubiertas.

Además, una dieta vegetariana “equilibrada” previene enfermedades crónicas y favorece la longevidad, según lo demuestran los adventistas la comunidad, que acostumbra seguir este tipo de dieta.

Las ventajas de una dieta vegetariana frente a una rica en hidratos de carbono refinados y grasas animales son que previene la hipertensión, la obesidad, la diabetes, las enfermedades cardiovasculares y algún cáncer (básicamente, el de colon).

Los alimentos de origen vegetal llevan todos los nutrientes necesarios para la vida y además los fitoquímicos que no están considerados como nutrientes pero que son importantes para prevenir enfermedades y para la longevidad.

También se ha observado que los vegetarianos ( no confundir con los veganos, que se abtienen de toda comida de origen animal: lacteos y huevo) son por lo general, más delgados que los que toman carne y como media tiene un índice de masa corporal uno o dos puntos menor, aunque esto no siempre es así.

Pero no todo son bondades para esta opción nutricional. Los inconvenientes vienen derivados de la deficiencia en vitamina B12 (necesaria para la formación de glóbulos rojos y que también provoca otras alteraciones neuronales) y la limitación de algún aminoácido.

Esta carencia, que podría afectar exclusivamente a los vegetarianos estrictos, llamados veganos (los que no comen huevos o lácteos), podría llegar a producir casos de deficiencia en algún momento del ciclo vital y se solventa con suplementos de B12 (alimentos enriquecidos o pastillas).

-El mito de la proteína

En cuanto a la ausencia de proteínas de buena calidad procedentes del mundo vegetal, aunque es cierto que, salvo la soja, no hay ningún alimento de origen vegetal que tenga proteínas con los 22 aminoácidos esenciales completos (lo que sí ocurre con la carne o el huevo). Esto se suple con el principio de la complementariedad, conocido y aceptado desde hace años.

Según esta teoría, si uno mezcla cereales con legumbres se obtiene la proteína completa. De hecho, las costumbres básicas de alimentación de casi todas las culturas verifican este principio (trigo y garbanzos en Europa; arroz y soja en Oriente; maíz y alubias en América).

keywords: dieta y cancer, dieta y enfermedades cardíacas, longevidad y dieta, dieta vegetariana y vitamina B12, dieta y aminoácidos esenciales, dieta y enfermedades vasculares, diferencia entre vegano y vegetariano, alteraciones neuronales y déficit de vitamina B12, glóbulos rojos y vitamina B12, cancer de colon y consumo de carnes.